Inicio » Destacado » Pese al ultimátum de la Policía Metropolitana, el juez suspendió el desalojo del predio de Lugano
Yatasto

Pese al ultimátum de la Policía Metropolitana, el juez suspendió el desalojo del predio de Lugano

El desalojo del predio de Villa Lugano quedó finalmente suspendido por el juez Gabriel Vega “ante la falta de cooperación de las fuerzas federales de seguridad”, según informó el fiscal de cámara Gabriel Unreind. El secretario de Seguridad, Sergio Berni, había adelantado esta mañana que ni la Policía Federal ni la Gendarmería participarían del operativo “porque el magistrado no citó a las fuerzas federales”. A las 17:30, el comisionado Fernando Cullado notificó a los ocupas la resolución del magistrado, en la que ordenaba el desalojo. “Les pedimos se vayan en paz para evitar una escalada de violencia. El personal está facultado de hacer uso de la fuerza pública siempre que sea estrictamente necesario. Les pedimos a los padres que no expongan a sus hijos”, sentenció a través de un megáfono. Y les dio un plazo de media hora, que se cumplió a las 18:20.

Vencido el lapso, todo indicaba que se iniciaría el operativo. Sin embargo, y pese a las advertencias, sobre las 18:45 los efectivos de la Metropolitana se replegaron sin dar explicaciones. Los vecinos, los legisladores de la oposición presentes y los medios quedaron desorientados. El fiscal Unrein llegó al predio ocupado para explicar la situación. Su testimonio evidenció la interna política que hay detrás del desalojo: “En el predio hay gran cantidad de gente con armas de fuego y machetes, y muchos alcoholizados y drogados. La Policía Metropolitana desplegó todas sus fuerzas disponibles, pero no alcanzaban. Por ello se requirió la cooperación de la Policía Federal y de la Gendarmería. Pero como no se produjo, el juez dispuso que por la falta de cooperación de las fuerzas federales se suspenda la medida”.
Fuentes judiciales habían dicho a Infobae que antes de que se montara el frustrado operativo de la Metropolitana, Berni y las autoridades de Seguridad nacionales ya habían recibido el requerimiento. Y aunque no hubo entonces una respuesta afirmativa, la fuerza de la Ciudad avanzó sobre el predio, del que más tarde se retiró.

“Pediremos que se investigue su conducta”, amenazó el fiscal sobre el funcionario. Y adelantó que espera que esta vez sea el juez y no la Fiscalía el que solicite directamente la intervención de las fuerzas federales.

Una veintena de legisladores porteños que habían formado un cordón humano frente a los ocupas festejaron el retiro de los policías porteños como una victoria. “Le pedimos al fiscal que abra un cuarto intermedio. Si quiere, estamos dispuestos a ir en este preciso momento a la Legislatura para dialogar”, explicó el diputado Gustavo Vera.

La presidente del bloque oficialista en la Legislatura confirmó que recibirá a los diputados opositores, que exigen que el tema sea tratado el miércoles en una reunión de la Comisión de Vivienda. Por su parte, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se hizo presente en el lugar una vez que la situación se calmó. “El desalojo se canceló por decisión judicial. Nosotros estamos abiertos al diálogo, pero no en condiciones de usurpación”, advirtió.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*