Inicio » Editoriales » Política, elecciones, medios y ética

Política, elecciones, medios y ética

La candidata a senadora nacional por el Partido Obrero, fue criticada por diversos medios. Yatasto

La candidata a senadora nacional por el Partido Obrero, fue criticada por diversos medios. Yatasto

Tanto para los partidos políticos como para los candidatos, el periodo electoral es clave. Es cuando están más activos, son más visibles en los medios de comunicación y buscan un contacto más estrecho con los electores y sus simpatizantes.
Pareciera que algunos partidos políticos existen sobre todo como maquinarias de campaña, pues son casi invisibles en los periodos que median entre elecciones. Otros partidos mantienen altos niveles de compromiso entre las elecciones, pero aún así incrementan sus actividades durante los periodos de campaña.
Los medios de comunicación son un engranaje importante a la hora de promocionar los actos de los candidatos o para difamarlos.
Con respecto a esto último, Yatasto Noticias quiere reflexionar acerca del papel de los medios de comunicación en el tiempo de las campañas electorales.
Vemos en esta última etapa de la campaña política que desembocará en las elecciones que se llevarán a cabo este domingo 27 de octubre, ciertas prácticas mediáticas y periodísticas, fundadas no tanto en la información en sí, sino más bien en situaciones especulativas.
Veamos algunos ejemplos. Llamativamente muchos medios oficialistas subrayaron una desacertada frase de Cristina Foffani, candidata del Partido Obrero -partido con crecimiento notable de votantes en los últimos comicios-.
Si bien Foffani habló de un tema importante y crucial para la sociedad, se refirió a la necesidad de discutir esta problemática para que no sigan muriendo mujeres por aborto y habló de muchas otras cosas más, pero los medios resaltaron solamente su frase: “El feto no es una persona sino una deformación”. Montaron un show con consultas  a políticos y profesionales de la salud en torno al tema con toda intención de descalificar a la candidata, pero nunca utilizaron esas fuerzas y su agenda mediática para hablar realmente sobre el tema “Aborto”. En Argentina cientos de mujeres mueren cada año y otras decenas de miles son atendidas en los hospitales públicos por abortos practicados en forma clandestina e insegura. A pesar de ello, estos medios de comunicación que se horrorizan y se rasgan las vestiduras por la frase de la candidata del Partido Obrero nunca se animaron a reflexionar, discutir o debatir acerca de la despenalización del aborto.
Otro ejemplo, algunos medios comentaron que una candidata no figura en la página oficial de su partido a nivel nacional o editorializaron sobre el pensamiento conservador del candidato Alfredo Olmedo caricaturizándolo. El llamarlo “sojero” o “facho” muestra que los adjetivos “descalificativos” están de más cuando una nota está bien escrita y goza de buenos argumentos. Estos epítetos recuerdan a los dichos de un periodista contra un ex gobernador, insultos que aludían a su sexualidad, frases repudiables, como “tu gobierno es tan oscuro como tu piel”. A los funcionarios y políticos debemos criticarlos por sus actos, por su gestión y más aún cuando incumplen con sus deberes de funcionarios públicos. No es saludable que el periodismo y los medios masivos de comunicación sostengan discursos discriminatorios que ayudan a legitimar ideologías represivas vinculadas con condición social, xenofobia, racismo o sexismo.
Otros medios de comunicación y emisoras radiales recordaron la gestión del ex gobernador Juan Carlos Romero -casualmente días antes de una elección que lo tiene como candidato al ex gobernador-, con una nota que recupera el testimonio de familias de los empleados despedidos en aquella gestión: “La ola de despidos de la administración pública bajo el rótulo de “excedentes” en el año 1995. Suicidios, vidas y familias destruidas”.
El diario local de la familia Romero denuncia a los candidatos urtubeycistas y desde los títulos de las notas, imprime su animosidad hacia ellos. Publicita más los errores que las virtudes de la gestión gubernamental.
Otros medios reproducen lo que la interventora de Salvador Mazza dijo de la candidata Sonia Escudero. Dichos, comentarios, ataques. Todo vale en la campaña. También existen medios que no tienen escrúpulos en transmitir mensajes calumniosos y difamatorios hacia las personas.
Los lectores, oyentes y televidentes no son ingenuos. Saben como se hacen y se tejen las operaciones políticas.
Los medios de comunicación nos merecemos un debate también donde podamos hablar de ética periodística.
Yatasto se pregunta. ¿Es posible que los medios de comunicación determinen la acción de las personas de modo tal que éstas no puedan considerarse libres?
Los medios son un componente esencial de los nuevos procesos políticos, económicos y culturales que llamamos globalización; y, también, en este aspecto, guardan estrecha vinculación con la ética y la filosofía política.
Hay quienes sostienen que los medios fueron pensados (y aún hoy hay quienes siguen pensándolos de ese modo) a partir de una metáfora que los asemejaba a un Golem; los medios son un “aparato” poderoso que se adueña del pensamiento de los hombres, les obtura cualquier tipo de discurso original y crítico y los lleva a obrar de un modo impensado. Ellos resultarían, así, un instrumento de poder que sojuzga al hombre imponiéndole una lógica ajena y ajenizante que conduce a que todas sus acciones estén dirigidas, de un modo deliberado o no, a generar, conservar y expandir ese poder. Los medios conseguirían, de ese modo, que el lenguaje de la vida cotidiana pierda toda riqueza y que sea impracticable todo intento de diálogo, comprensión y acuerdo. Al pensarlos así, cualquier diferencia parece imposible.
Yatasto cree que un medio de comunicación debe ser una usina del pensamiento libre y diverso, donde el lector escuche todas las campanas y todas las opiniones, y saque sus propias conclusiones, sin que nosotros como medio, tengamos que poner, por ejemplo, un título a una nota “ABERRANTE Y REPUDIABLE CONDUCTA DEL CANDIDATO FULANO”. No subestimamos la inteligencia de nuestros lectores.
Informar no debe significar difundir lo que querramos que otros lean. Muchos medios masivos de comunicación creen que sus contenidos mediáticos deben funcionar como estereotipos, fórmulas fijas que no tienen que expresar nada auténtico. Sólo reproducir el discurso dominante e influenciar en la opinión pública, llevando agua para sus intereses.
Para Yatasto cada noticia es única y debe ser tratada con seriedad, ética, libertad y debe ser escrita sin ningún tipo de animosidad.

Yatasto Noticias

Salta, Argentina, 23 de Octubre de 2.013