Inicio » Locales » Presentaron 67 fotos que habrían sido sacadas de la cámara de Houria Moumni
Yatasto

Presentaron 67 fotos que habrían sido sacadas de la cámara de Houria Moumni

Según las presentación las imágenes serían de lugares de “libertinaje” en la zona de la calle Balcarce. El juicio por el doble asesinato de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Mounmi en Salta continúa hoy en su séptima jornada de la fase declaratoria, recibiendo los testimonios de policías que participaron en la investigación.
En el comienzo de la audiencia Roberto Adrián Reyes, uno de los abogados de Santos Clemente Vera, puso a disposición del Tribunal 67 fotos que les llegaron en forma anónima de lugares de “libertinaje en la zona de la calle Balcarce que habrían sido sacadas de la cámara de Houria Moumni”.

Audiencias

Luego del feriado de ayer, esta mañana -desde las 9- se reinician las audiencias de debate del juicio por el doble crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni, ocurrido en julio de 2011. Entre el 25 de marzo y el primero de este mes, pasaron 44 testimonios -entre el imputado Daniel Vilte, los familiares de las víctimas, los dueños y empleados de la firma Puma Expeditions, vecinos de Villa San Lorenzo y policías que participaron en el hecho-.

Al respecto, fueron diez los efectivos notificados para declarar hoy en la Sala de Grandes Juicios, delante del Tribunal II, integrado por Angel Longarte, Héctor Pucheta y Bernardo Ruiz.
Los citados son: el comisario inspector Sergio Suárez, el oficial auxiliante bombero Delgado, el sargento ayudante Gustavo Cruz, el cabo Dante Ceballos, el cabo Jorge David Chilo, los cabos Osvaldo Guanca, Adrián Quipildor y Cristian Condorí, más el sucomisario Saiquita y el comisario Sergio Vázquez.
Cabe recordar que los testimonios que más eco hicieron en los pasillos de Tribunales fueron los del tío de uno de los principales acusados Gustavo Lasi y el de Maximiliano García, el empleado de Puma Expeditions que anotó el ingreso de las jóvenes, pero no el egreso en la Quebrada.
El viernes, cuando todo transcurría con normalidad, Juan José Lasi tiró una “bomba” al señalar como posible responsable “al dueño del barrio privado Buena Vista, Fernando Vidal”.
“Quiero que lo citen a declarar porque cuando sucedió este hecho, se fue a Bolivia y volvió cuando mi sobrino, Vilte y Santos Vera fueron detenidos”.
“Estaba muy angustiado y pidió hablar con ellos en la Alcaidía”, comentó.
Por último, Lasi, dijo que “en ese country la música fuerte y los gritos eran normales, pero después del doble crimen no se volvió a escuchar nada más”.
Por su parte, García recordó que en esa época vio bajar de El Mirador a dos jóvenes similares a Bouvier y Moumni y cuando les pidió el ticket, ellas le dijeron “Francia”.
Las planillas de dicha empresa fueron secuestradas y se constató que las únicas dos personas de origen francés que habían concurrido a esa zona entre el 15 de julio y el 29 (día del espeluznante hallazgo), fueron las víctimas.
¿Pruebas plantadas?
El lunes, un policía identificado como Walter Omar Mamaní contó que al llegar a la zona de El Mirador, 72 horas después del descubrimiento de los cuerpos, a simple vista encontró un plomo gris “tipo hongo” y que metros más adelante, junto a sus compañeros, vio otro y dio aviso a sus superiores.
Ese lugar había sido revisado de manera minuciosa por la Brigada de Investigaciones en las primeras 48 horas y contaron con el apoyo de un detector de metales de Gendarmería Nacional.
Por ese motivo, luego de conocer que los plomos fueron hallados “a simple vista”, el por entonces jefe de la Brigada de Investigaciones, Néstor Piccolo, elevó un informe hacia el juez Martín Pérez, donde le expresó que para él, esas pruebas habían sido plantadas.
Asesinadas entre el 15 y 16
El 31 de marzo, la bióloga del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, Rosana Ayón, dijo que como primera medida investigó las larvas halladas en los cadáveres. Según el informe que realizó la profesional, los huevos se formaron 13 o 14 días antes de la aparición de los cuerpos. Por último, Ayón comentó que es posible que los animales no hayan devorado los restos porque no había olores, debido a las bajas temperaturas.

 

La sexta audiencia del juicio por el doble crimen de las turistas francesas se completó apenas después del mediodía. El testimonio más importante lo brindó una perito del CIF, quien afirmó que Cassandre Bouvier y Houria Moumni fueron asesinadas entre el 15 y el 16 de julio de 2011.
La profesional del Cuerpo de Investigaciones Fiscales Rosana Ayón fue la primera en ingresar a la Sala de Grandes Juicios, a las 9.45. Dijo que como primera medida investigó las larvas halladas en los cadáveres.
Según el informe que realizó la bióloga, los huevos se formaron 13 o 14 días antes de la aparición de los cuerpos, lo que se registró el 29 de ese mes al atardecer.
En el transcurso del relato de Ayón, el fiscal Félix Elías consultó si se puede decir que la larva, identificada con el número uno en las fotografías del expediente, es consecuente por la temperatura y la época climática en que aparece, a lo que la profesional respondió que sí y remarcó que pueden aparecer si el ambiente hubiera sido extremadamente cálido también.
La bióloga aseguró que recorrió la zona de El Mirador días después del conmocionante hecho. Luego fue consultada sobre los animales que podrían haber devorado parte de los cuerpos. Según la profesional “las aves carroñeras no descienden a lugares donde hay demasiada vegetación por el temor de otros depredadores”. Respecto a los mamíferos comentó que son atraídos por los olores, pero en este caso se retrasaron por las bajas temperaturas..
“No sé si fueron plantados”
Con respecto al informe del por entonces jefe de la Brigada de Investigaciones, Néstor Piccolo, con relación a los plomos encontrados 72 horas después del hallazgo de los cuerpos y que se sospecha que son “pruebas plantadas”, el oficial Julio Padilla dijo: “No sé si fueron plantados, pero sí estaban a simple vista”. El policía hizo hincapié en que extendieron la búsqueda de más pruebas, con el argumento de que no sabían usar los detectores de metales que envió el Ejército.
En ese instante el juez Bernardo Ruiz, integrante del Tribunal de Juicio, le llamó la atención: “¿Cómo entendemos que se hizo un rastrillaje minucioso los dos primeros días, cuando al tercero y a simple vista encontraron los plomos?”, le preguntó al uniformado. Este le reiteró que sí se hicieron tareas de peinado durante las primeras 48 horas con resultados negativos, pero que las cosas se dieron tal cual las relató. Además de los restos de los proyectiles, Padilla aseguró que “en el bolsillo de Moumni encontramos el ticket de ingreso y en la zona el chip de un celular”.
Luego siguieron los policías Gabriel Maldonado (jefe de la subcomisaría de San Lorenzo), Armando Iván Calvo (responsable de las fotos), el comisario mayor Adelmo Ramón Medina (que estaba a cargo del área de Criminalística), el exdirector de Investigaciones Simón Pistán y Tomás Chaile, cuyas declaraciones resultaron irrelevantes para el proceso. Sin embargo, el testimonio récord fue el de la oficial Yael Bonavota, que no estuvo ni dos minutos en el recinto. Luego de asegurar que “no puedo aportar nada”, y sin más trámite el presidente del Tribunal le dijo: “Su declaración a terminado”.
Discusiones por la foto de la discordia

Anteojos marca Ray Ban

Transcurría poco menos de la mitad de la sexta audiencia de debates de ayer, a las 12.25, cuando el fiscal Félix Elías le advirtió al defensor de Gustavo Lasi, Horacio Morales, que estaba equivocado con respecto a las fotografías de la extraña mujer que aparece en el expediente. “Según el doctor Morales, la imagen de esa joven de anteojos a la que nadie conoce, fue incorporada por el comisario Néstor Piccolo y esta fiscalía investigó sobre los informes realizados y esto no es cierto”, dijo Elías. Los integrantes del Tribunal quedaron en profundizar la situación en las próximas jornadas.
Cabe recordar que en el expediente, después de las últimas tomas de Cassandre Bouvier y Houria Moumni en la zona de la Quebrada de San Lorenzo, aparece una extraña mujer posando para la cámara de una de las víctimas. La joven tiene puestos unos anteojos marca Ray Ban, similares a los que le entregaron a Jean-Michel Bouvier, padre de Cassandre, cuando el hombre vino por primera vez a Salta, para el reconocimiento del cadáver. Todos los testigos fueron indagados sobre la extraña mujer y hasta el momento nadie la reconoció, aunque admitieron que por la geografía, parece ser una zona cercana a El Mirador. Bouvier, el día que declaró dijo que tiene un nombre y “tras investigarlo en internet, pude ver que es similar a la persona de la foto”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*