Inicio » Destacado » Procesaron a Fariña y Elaskar por lavado: el juez sospecha de presuntos vínculos con narcos
Yatasto

Procesaron a Fariña y Elaskar por lavado: el juez sospecha de presuntos vínculos con narcos

El juez federal Sebastián Casanello procesó hoy sin prisión preventiva al “valijero” Leonardo Fariña y a Federico Elaskar, ex dueño de la financiera SGI, en la causa por presunto lavado de dinero contra el empresario Lázaro Báez. El magistrado se apoyó en tres pilares: los incrementos patrimoniales injustificados, la inexistencia de actividades económicas y comerciales y la vinculación o conexión con actividades delictivas; entre ellas –precisaron fuentes judiciales a Infobae– hay sospechas de narcotráfico.

En base a lo expuesto, Casanello trabó un embargo por 32 millones de pesos contra Fariña y por 27 millones en el caso de Elaskar, según se detalla en la resolución judicial a la que tuvo acceso Infobae. La medida incluye la incautación del departamento en el que el “valijero” vivió con su ex esposa, la modelo y vedette Karina Jelinek, que se encuentra ubicado en la avenida del Libertador 2423.

También fueron embargados los siguientes activos: una BMW X6; una Ferrari; las acciones de tres sociedades que habrían sido utilizadas para canalizar parte de las operaciones que están siendo investigadas; y un campo situado en la localidad mendocina de Tunuyán, que –se cree– se compró con dinero del empresario santacruceño Lázaro Báez. El abogado Iván Mendoza, representante legal de Fariña, comentó a Infobae que va a “analizar el fallo en virtud de cuáles son los puntos por los que (su cliente) está procesado” y evaluará “la posibilidad de apelar”. Se prevé un máximo de diez años de condena por el delito que motivó los procesamientos.

En el fallo de 206 páginas se apunta que el ex marido de Jelinek fue también “denunciado por supuestos vínculos con Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), la agrupación de barrabravas que se unieron para el Mundial de Sudáfrica 2010: se lo señala como titular de la cuenta bancaria que aquellos utilizaron para recaudar los fondos del viaje”.

La decisión de Casanello llega al cumplirse poco más de un año de la denuncia contra Báez (dueño de Austral Construcciones) por presunto lavado de activos mediante transferencias al exterior. Elaskar era el titular de la financiera SGI, también conocida como “La Rosadita”, a la que el juez definió como una “cueva” a la que Fariña concurría asiduamente.

El magistrado reconoció que la causa se disparó como consecuencia de las declaraciones públicas de los procesados al programa Periodismo Para Todos, que conduce Jorge Lanata en Canal 13. No obstante, Casanello rechazó que se hubieran producido “demoras” injustificadas en la tramitación del expediente, que le valieron en ese mismo ciclo de TV el mote de “tortuga”: argumentó que ordenar allanamientos u otras medidas de prueba similares sin el debido sustento legal hubiese expuesto a la causa a “futuras nulidades”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*