Inicio » Deportes » Quilmes le ganó a Belgrano en el Centenario
Yatasto

Quilmes le ganó a Belgrano en el Centenario

Sin el aliento de sus hinchas, Quilmes le ganó a Belgrano en el Estadio Centenario con gol de Turus en contra y volvió a sonreír después de cuatro partidos. Todavía piensa en la salvación el equipo de Caruso. El Pirata llegó a los seis sin ganar.

En las malas, siempre es importante escuchar alguna voz. Una palabra de aliento. Aunque sea un mimo. Un respaldo ante la adversidad. Y en el sur bonaerense, a pesar de haber jugado sin hinchas por suspensión, Quilmes se encontró ante Belgrano con el triunfo después de cuatro partidos. Claro, el que le dio ese vozarrón de alegría fue un contrario: ganó con gol de Gastón Turus en contra. Así, todavía cree en la salvación. El Pirata, preocupado, lleva seis sin ganar y encima terminó con diez por roja a Luciano Lollo.

De movida, las posturas estuvieron bien de manifiesto. El local, con la pelota, tomando la iniciativa. Intentando ser lo más prolijo, con sus limitaciones, ante un visitante replegado. Tímido lo del bando cordobés, apostando a esperar y salir de contra. Llegaba el Cervecero, aunque sin estar certero en la definición. No daba la estocada final. El que sí la dio fue Turus: centro desde la derecha y, en su afán por cerrar, el defensor la tocó con su rodilla y se la clavó a un palo a Juan Carlos Olave.

Curiosamente, el mencionado tanto despertó al Pirata. Porque a partir de los 30 minutos, el partido se hizo más equilibrado. Los visitantes abandonaron su letargo y fueron decididos al ataque. Más tenue lo de Quilmes y más incisivo lo de Belgrano. Como si los papeles se hubieran intercambiado. De todas maneras, lo del team de Ricardo Zielinski fue reiterativo: es que apostó siempre a los desbordes y centros al área. Puso toda la carne al asador, pero no fue suficiente. Una de Carlos Bueno, bien tapada por Cristian Lema en un cierre, fue una de las más peligrosas. En el final, también pusieron intensidad, pero no terminó de ser suficiente.

A pesar de haber soportado momentos de zozobra, los de Caruso Lombardi aguantaron y hasta pudieron haber ampliado con un remate de Pablo Garnier, tapado magistralmente por Olave. De esta forma sellaron un gran triunfo y mantienen la fe. Aún creen. Y aunque no contaron con el aliento de su público, la voz de la esperanza estuvo

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*