Inicio » Deportes » Racing perdió pero mereció mejor suerte con Argentinos Juniors

Racing perdió pero mereció mejor suerte con Argentinos Juniors

Yatasto

Yatasto

Racing, que mereció mejor suerte contra Argentinos Juniors, no pudo definir las situaciones que generó, se quedó con una derrota injusta y los viejos fantasmas que Reinaldo Merlo había espantado -con los dos triunfos seguidos de visitante- regresaron anoche a Avellaneda. La academia tomó la iniciativa del juego, buscó ser profundo por las bandas con Diego Villar y Rodrigo de Paul, por derecha e izquierda y lo consiguió en contadas ocasiones frente a un adversario que se agolpó contra su arco para defenderse de una forma ordenada y aguerrida, y supo a su vez generar peligro de contraataque.
En los últimos metros, Argentinos sacó provecho de la agilidad y velocidad de sus atacantes, pero dentro del área prevaleció la fortaleza de los defensores de Racing. El arquero Migliore fue el hombre más destacado de la etapa, al frustrar las chances que generó Racing. Lo mejor de la visita se dio a los cinco minutos, con un tiro libre de Gómez, que descolgó el arquero Sebastián Saja. Racing, por su parte, tuvo dos oportunidades: a los 25, Migliore le sacó un cabezazo a Villar y, cuando se jugaba el minuto 42, el arquero visitante envió al córner una pelota de Valentín Viola que se metía en el ángulo superior izquierdo. En el segundo período, el conjunto de Mostaza Merlo continuó intentando marcar la diferencia, pero el bicho lo sorprendió con una réplica letal, a los 7 minutos para abrir el tanteador. Hubo una gran jugada individual de Gómez, quien habilitó dentro del área a Boyero y el artillero definió cruzado.
Con la ventaja, Argentinos manejó con mayor criterio el balón ante un oponente nervioso y desesperado por conseguir el empate. Merlo metió variantes ofensivas y se descompensó en el fondo. A los 26, Argentinos estuvo cerca de ampliar, pero Boyero se resbaló en el momento de la definición. El local tuvo tres chances para empatar en los últimos 10 minutos: dos remate desviados de Vietto y uno de Viola que dio en el travesaño, tras una mala salida de Migliore. En el balance final, la victoria del bicho fue demasiado premio pero alcanzó para cortarle la levantada a la academia.