Inicio » Destacado » Rescataron en Güemes a una niña víctima de trata

Rescataron en Güemes a una niña víctima de trata

Yatasto

Yatasto

Hace casi dos años que investigan a Mariana Romano, una mujer de 30 años que se dedica a la explotación sexual de menores de edad. Y el martes, previa orden del Juzgado Federal N§1, a cargo del doctor Julio Bavio, se realizó un allanamiento en el Barrio Olivos, ubicado en la localidad de General Gemes, donde la mujer vivía. Allí se logró rescatar a una menor oriunda de la provincia de Corrientes. Tiene 12 años y llegó a Salta hace poco luego de que Romano convenciera a sus padres de que en Salta la haría estudiar a la niña.

“Mariana Romano se encontraba prófuga de Salta. Hace pocos meses retornó desde Corrientes con una niña de 12 años. Allanamos el domicilio donde residía en Gemes, la detuvimos y se rescató a la pequeña”, explicó el subcomisario y responsable de la División de Trata de la Policía de Salta, Diego Bustos. Actualmente, la niña se encuentra en el refugio que asiste a mujeres víctimas de la explotación sexual, laboral y de violencia de género. Una de las psicólogas del Ministerio de Derechos Humanos de Salta que asistió a la menor, María Valdemarín, expresó que “la niña se encuentra dentro de todo bien. Le estamos haciendo los estudios médicos. Está recibiendo una fuerte contención de parte de los psicólogos, los trabajadores sociales y de los abogados”. Bustos sostuvo que Romano regenteaba a menores en Guemes, Perico y Jujuy. “La menor correntina no es la única que explotó sexualmente Romano. Es la segunda víctima, aunque podría ser que haya otra menor involucrada que sufrió lo mismo. Estamos investigando”, dijo Valdemarín.

En 2011 Romano ya había sido denunciada por una niña oriunda de Pichanal, que había logrado huir de la situación de explotación sexual.

Desde el Ministerio de Derechos Humanos informaron que los padres de la menor no fueron notificados aún. “Los padres no saben nada porque ella venía a estudiar. Eso les dijo la mujer. Nosotros creemos que es una familia humilde y vieron una posibilidad para su hija y aceptaron”, añadió Valdemarín, y aconsejó a las madres que tengan suma cautela ante los ofrecimiento que reciben las hijas. Generalmente les inventan y les dicen que las trasladan con otro fin y luego suceden casos como estos”. Bustos reiteró que se trata de casos sumamente complejos donde no se puede realizar ningún allanamiento sin previa orden de la autoridad competente, quien solicita pruebas claras antes de librar la orden. “Encontrar pruebas no es fácil en estos casos”, afirmó. La menor rescatada será sometida en pocos días a una cámara Gesell con el fin de que pueda declarar sin condicionamientos; luego la causa seguirá curso.

El establecimiento denominado Refugio de Víctimas fue creado en el año 2008 y es allí donde se alberga a mujeres que resultan víctimas de la violencia de género, trata sexual y laboral. Desde que abrió hasta hoy, por el refugio ya pasaron 240 mujeres, según la información provista por el Ministerio de Derechos Humanos. El 66% de las personas que llegan a esa institución es por casos de trata sexual, en tanto que el resto se debe a trata laboral. De todas las mujeres que llegaron, el 64% eran mayores de edad.

En el marco del debate “Se Trata Personas”, el titular del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Mario Almirón, emitió un duro comentario sobre la problemática de la explotación sexual en la que cuestiona el rol del Poder Judicial ante el flagelo.

“Tengo una visión muy crítica de cuál ha sido y es el rol del Poder Judicial en Argentina. La trata de personas también sucede porque hay actos de corrupción en el Poder Judicial. Si no los hubiera, habría castigos como corresponde y sanciones a aquellos delincuentes deleznables”, expresó Almirón.

Para el titular del sindicato, los docentes tienen que ejercer un rol clave en la prevención del delito de trata de personas. “Como docentes no solo debemos difundir la información, sino también generar valores, en nuestros alumnos y en la comunidad, de respeto a la mujer, de no discriminación y estigmatización social”, dijo Almirón, y añadió que “hay que poner en claro que el que paga por sexo también está facilitando de alguna manera la comisión de este delito y estas estructuras”.

Cierto es que el flagelo de la trata de personas golpea, y duro, en Argentina, sobre todo en las provincias fronterizas donde la falta de control facilita el traslado de mujeres que son obligadas a ejercer la explotación sexual. Almirón instó a que los docentes de todo el país tomen un rol clave y educar para evitar los casos de trata sexual. En el debate estuvo presente el secretario de Derechos Humanos de la CGT, Carlos Barbeito, quien sostuvo que se trata del crimen más aberrante” y recordó que la explotación laboral también se tipifica como trata. “Las organizaciones sindicales estamos cruzadas por este tema, porque estamos frente a casos de trata de personas cuando, por ejemplo, en los talleres de costura se encuentran hombres, mujeres y menores en situación de esclavitud”, manifestó. (fuente: El Tribuno)