Inicio » Deportes » River humilló al último campéon San Lorenzo
El puntazo de Teo y justicia en el marcador. Yatasto

River humilló al último campéon San Lorenzo

Fue victoria merecida de River sobre San Lorenzo por uno a cero, en el Monumental, en un encuentro de la quinta fecha del Torneo Final.  Teo Gutiérrez jugó un gran partido e hizo el gol. Unos pincelazos de Teo le sirvieron a River para reivindicarse, recuperar la confianza, ganarle el clásico al último campeón, mostrar una mejor cara y acallar un poco las críticas tras dos derrotas consecutivas.
River logró un triunfo revitalizador y lo hizo con autoridad, mostrando su mejor versión en lo que va del campeonato. Desde el inicio el millonario se mostró enchufado, con un mediocampo batallador y solidario, encabezado por Cristian Ledesma (figura del partido) y Ariel Rojas. A ellos se acoplaron de buena manera Carlos Carbonero, por el sector derecho, Leonel Vangioni, por izquierda, y la buena labor del juvenil Augusto Solari, quien fue titular por la intoxicación de Emmanuel Mammana. Además, la defensa recuperó a Jonatan Maidana, referente de la última línea -que esta vez formó con cuatro- y a Eder Alvarez Balanta.
Enfrente, San Lorenzo, que venía de cuatro triunfos seguidos entre campeonato local y Copa Libertadores, no pudo salir de la presión de un River necesitado de resultados. Al ciclón pareció afectarle también la rotación que el DT Edgardo Bauza implementó, y se lo vio perdido y desbordado por el rival.
A la tarea de los mediocampistas River le sumó el superlativo desempeño de Teo Gutiérrez, clave en cada ataque y autor del gol, y la buena labor del capitán Fernando Cavenaghi, quien a los 10’ habilitó al colombiano, que no pudo definir cara a cara con Torrico; pero el ex-Racing se reivindicó cuando entre Cavenaghi, con pase de taco, y Carbonero (envió el centro para el gol) armaron una buena jugada por derecha. River, dominador del partido, pudo ampliar la diferencia a los 30’ con un remate de Gutiérrez en el palo tras eludir dos rivales en el área, y a los 37’ Torrico le ahogó el grito a Lanzini, quien remató con el pie derecho ante la salida del arquero. Los dirigidos por Bauza solo tuvieron una situación clara con un remate de cabeza del defensor Carlos Valdés, a los 25’, tras una pelota detenida, un recurso que no supo aprovechar en el único punto débil de River. En el segundo tiempo River continuó como dueño del balón, pero sin tanta presencia en ataque. De no haber sido por su falta de presición, Teo hubiese convertido a los 15’, con un remate por encima del travesaño, y a los 35’, con un cabezazo en soledad que también se fue por arriba del horizontal
A San Lorenzo solo lo mantuvo con esperanzas el hecho de que River no definió cuando debía, y estuvo cerca del empate en el final a través de Blandi, en una pelota detenida.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*