Inicio » Destacado » Rosario de Lerma: 3 heridos dejó un enfrentamiento entre obreros y policías
Yatasto

Rosario de Lerma: 3 heridos dejó un enfrentamiento entre obreros y policías

En la mañana de ayer se produjo un fuerte enfrentamiento entre trabajadores de la empresa de curtiembre Arlei y efectivos de Infantería de la Policía de Salta. Ocurrió en el sector de ingreso de la empresa a raíz del despido de un trabajador. Cerca de ciento cincuenta obreros y sus familias permanecieron durante horas en la puerta de la firma, propiedad de la familia Leiser, reclamando por considerar injustificado el despido del dirigente Fabio Amarilla. En virtud de este problema sindical es que se suscitó la medida de fuerza e intervino la Policía de manera inmediata.
La decisión del despido de Aramayo estuvo bajo la orden del área de Recursos Humanos de la empresa. “La medida de fuerza había sido anunciada con la idea de no entorpecer las labores de la empresa o la decisión de algunos compañeros de presentarse a trabajar, pero nos vimos sorprendidos por la orden de desalojo que impartió la Fiscalía. No habíamos tomada la empresa, ni generado hechos de violencia. Había gente que estaba saliendo de su turno cuando comenzaron a sacarnos y ese forcejeo terminó con tres compañeros nuestros heridos”, comentó el dirigente Fabio Amarilla. Unos cincuenta policías con escudos y cachiporras ingresaron por la parte posterior de la curtiembre y comenzaron con el desalojo de uno por uno de los trabajadores que estaban en los patios y luego en el ingreso principal de la empresa.
Esta acción enardeció los ánimos de los trabajadores que denunciaron a viva voz que no habían generado ningún tipo de acto de violencia.
Tras varios minutos de la trifulca la Policía desistió del desalojo.
Al mediodía un grupo de mujeres también fueron desalojadas de ese sector.
Horas más tarde los manifestantes se retiraron del ingreso de la planta a los fines de buscar una posición conciliatoria en el conflicto. “Queremos dialogar con los directivos de la empresa. Acá están ocurriendo muchas cosas irregulares que nadie está enterado y por eso pasa todo esto. Mi oposición a la gestión del secretario del gremio -Walter Molina- por su desmanejo en el sindicato motivó mi despido. Esa decisión la apoyó el responsable de Recursos Humanos que actúa en connivencia con Molina”, manifestó Amarilla.
Conciliación
Por otra parte el abogado de los autocovocados, Mauro Martina, desestimó la notificación de la conciliación obligatoria convocada por la Secretaría de Trabajo de la Provincia para mañana. Allí es que deberán acudir representantes de los trabajadores y de la curtiembre Arlei. “A nosotros no nos llegó ninguna notificación para una conciliación con la empresa. Nos enteramos por los medios de prensa. Si esa convocatoria fue enviada al gremio es un error de interpretación y no pueden desconocer el conflicto actual que mantienen los obreros con la cúpula que conduce el gremio”, argumentó el letrado Mauro Martina.
Este agregó que “cómo van a convocar al gremio si los trabajadores desconocen a su secretario general. El despido de Aramayo es arbitrario. El gremio no apareció a ayudar a los obreros y un representante de la empresa echa a un trabajador por responder a la oposición del sindicato”. En reiteradas oportunidades los vecinos de Rosario de Lerma, que habitan cerca de la curtiembre, denunciaron los olores que emanaban de esa empresa.

Trabajo emitió una convocatoria

El parte de prensa del Gobier­no de la Provincia emitido a las 12 horas del martes pasado, expresaba que “la Secretaría de Trabajo convocó a las partes en conflicto a una conciliación obligatoria. La instancia administrativa se desa­rrollará el próximo jueves a las 13.30”. Llamativamente en ese mo­mento las mujeres de los trabajadores eran desalojadas por una veintena de policías en el ingreso a la planta. Ante esta situación los obreros en medida de fuerza decidieron levantar carpas en las calle, mientras otros grupo seguía en el ingreso de la firma. Los obreros aún no confirmaron si es que cambiarán de decisión e irán a la convocatoria de la Secretaría de Trabajo de Salta. Lo que sí dejaron en claro es la mala relación existente dentro del mismo sindicato y las diferentes líneas que surgie­ ron en los últimos años.