Inicio » Deportes » Copa Libertadores » San Lorenzo sueña con la Copa Libertadores: venció a Cruzeiro y define con ventaja en Brasil
Yatasto

San Lorenzo sueña con la Copa Libertadores: venció a Cruzeiro y define con ventaja en Brasil

Fue con el dramatismo que la lógica previa del partido con Cruzeiro contemplaba y que la Copa Libertadores siempre tiene a mano. San Lorenzo , con un respaldo incondicional de su gente, obtuvo un 1-0 esperanzador en el primer partido por los cuartos de final. La búsqueda por su obsesión estuvo desde el principio y, aunque tardó, encontró su premio con la receta de ganar y tratar de que no le hagan goles. Lo consiguió en una noche desbordante de ansiedad y emoción de cara a la revancha del miércoles que viene, en Belo Horizonte.

Primer tiempo totalmente favorable a San Lorenzo. El partido fue tan claro para el espectador como esperanzador para los hinchas del Ciclón. La inteligencia y tranquilidad de Juan Mercier para manejar el balón, sus encuentros con Ignacio Piatti y alguna aparición por sorpresa de Emmanuel Mas, mostraron un funcionamiento superior y dominante. Los remates de Piatti pudieron quebrar el arco de Fabio, pero la defectuosa definición del volante le dieron más aire a los brasileños.

Héctor Villalba, uno de los más inteligentes del Ciclón en el primer tiempo, se dio cuenta de que el negocio estaba en el desborde la derecha y allí se recostó. Con la colaboración de Julio Buffarini, por ese sector el conjunto azulgrana construyó los mejores avances y hasta debió alcanzar la ventaja. Cruzeiro careció de profundidad para asustar a su oponente, con una actitud colectiva que expresaba su comodidad con un partido sin goles.
Dos combinaciones entre Villalba y Buffarini dejaron la pelota en el punto penal, pero faltó el oportunismo de algún delantero para aprovecharlo. Por los costados de la defensa de Cruzeiro se colaron bastante los laterales del equipo de Boedo.

Cruzeiro no tuvo reacción ni se preocupó por tenerla. En el fondo, salvo en el juego aéreo, no supo jamás cómo detener las embestidas que le aparecían por los costados y perdía cada vez que intentaba arrimarse al área contraria con algún contraataque. El ataque del conjunto de Belo Horizonte no fue agresivo cuando la pelota estuvo en su poder y esa carencia fue irreemplazable a pesar de las oportunidades que le daba San Lorenzo al no definir antes un desarrollo que lo encontró dominador.

En el arranque del segundo tiempo, San Lorenzo penetró en el área con fuerza. Un centro de Piatti terminó en la cabeza de Mauro Matos, que provocó una gran atajada de Fabio. Y el arquero reaccionó a tiempo y una vez más le tapó un fuerte tiro de Ángel Correa.

A partir de ciertas desinteligencias del fondo de Cruzeiro, los ataques de San Lorenzo tuvieron otro color. Fueron minando el área rival y en uno de esos intentos se generó el tiro libre que Néstor Ortigoza ejecutó al centro del área. Santiago Gentiletti le ganó a su marcador y abrió la cuenta de cabeza.
Foto: AFP
Con el gol, fue como que cambiaron los roles. San Lorenzo se sintió cómodo con la ventaja y Bauza dispuso el ingreso de Kannemann por Correa. Cruzeiro pasó a atacar con tres y logró el control de la pelota y la disposición para ocupar el campo rival. No era la primera vez que el equipo del Patón, de local, apostaba al objetivo de no recibir goles de local. Consiguió el 1-0 como en la serie ante Gremio y con esa fórmula irá al desquite con Cruzeiro en Belo Horizonte.

La revancha. El partido de vuelta se jugará el próximo miércoles, desde las 22. San Lorenzo visitará el estadio Mineirao de Belo Horizonte con la mínima ventaja, pero con el plus de no haber recibido goles de Cruzeiro en el Bajo Flores. De marcar un tanto en Brasil, el Ciclón obligará a los locales a marcar tres.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*