Inicio » Deportes » Sarmiento de Junín derrotó a Independiente
Yatasto

Sarmiento de Junín derrotó a Independiente

Independiente cayó 2-0 ante Sarmiento en su visita a Junín. La actuación del Ruso Rodríguez fue lo único destacable porque evitó una goleada escandalosa. El equipo volvió a mostrar cero actitud y cero juego. El Rojo sigue en puestos de ascenso por los rivales, aunque ahora la comparte con Instituto y Crucero del Norte lo puede pasar.
Es una historia de nunca acabar. Independiente no atacó ni defendió. No tuvo la pelota en el medio y cuando pareció ponerse con chances de algo, demostró una evidente carencia de idea y de actitud en sus futbolistas. Enfrente, Sarmiento de Junín, un conjunto humilde, con jugadores que dejaron todo y ganaron muy bien.
Es más, el local desde principio a fin ganó el juego. A los 3 minutos Diego Rodríguez descolgaba del ángulo lo que podía haber sido la apertura del marcador. Si bien se podría hablar de una jugada aislada hay que remarcar que Sarmiento estaba haciendo bien las cosas: Presionaba en la salida del Rojo, manejaba con criterio la pelota y atacaba por las bandas para terminar dentro del área.
A los 13 minutos Sánchez estrelló la pelota en el palo, cuando el Ruso ya no podía hacer nada. Unos instantes antes se dieron dos jugadas que mostraron la realidad de ambos equipos: Mancuello probó de lejos y la pelota se fue a las nubes, mientras que Quiroga hizo lo mismo y exigió al uno del Rojo. Independiente era un sinfín de errores y su rival, un gran equipo.
Tanto fue así que Sarmiento llegó al gol. A veces es una situación meramente fortuita o, como en este caso, una decantación del partido. Villalba hace mal un lateral, Cáceres despeja pésimo y Ramiro López, que se hizo cargo del rebote, remató y tras desviarse en Cristian Tula, se coló en el segundo palo. El local se ponía arriba con fundamento, 1-0.
Los jugadores de Sarmiento doblaban en actitud a los de Independiente. A cada jugada dividida llegaban dos del local y uno del Rojo. Se multiplicaban los de Junín. Los de De Felippe la pasaban mal realmente. Un tiro libre cercano al área, desbordes, desatenciones en defensa y tiros de esquina a favor del Verde eran una clara amenaza para el visitante.
Recién a los 35 minutos Independiente tuvo la primera. Facundo Parra salió del área, probó de lejos sin ningún tipo de dirección, pero de rebote le cayó a Matías Pisano que se acomodó y cuando estuvo bien cerca del arco le dio de zurda. Lamentablemente, como ante Villa San Carlos, el Enano le erró al arco y el Rojo se perdió el empate. Unos minutos después fue Hernán Fredes el que tampoco pudo marcar tras una gran jugada colectiva manejada por Daniel Montenegro.
Ya en el segundo tiempo, Sarmiento bajó la intensidad de la presión, pero mantuvo su impronta. El Rojo también, para hacer todo mal. A los 9 minutos casi marca el segundo. Primero fue Tula que despejó de una manera poco ortodoxa y luego el Ruso Rodríguez de casualidad. Independiente no generaba peligro. De Felippe mandó a la cancha a Menéndez por Fredes, pero no cambió nada.
Es más, la figura de Rodríguez se agigantaba. Para colmo, Tula fue expulsado y De Felippe puso a Insúa por Pisano. Diello, el nueve de Sarmiento que volvió locos a los defensores rivales, hizo revolcar al Ruso. En respuesta, Insúa le puso un centro en la cabeza a Mancuello que le dio justo a las manos del arquero.
Parecía como que Independiente seguía con vida porque Sarmiento no lo liquidaba, hasta que apareció Cacheiro. Otra vez un lateral mal hecho de Villalba, un pase corto de Insúa y el pibe de Junín que sólo tiene 7 partidos en Primera y atiende un kiosco en la semana, dominó la pelota y le pegó de zurda al ángulo más lejano de Rodríguez para el 2-0 final.
Para el cierre nada, más situaciones de Sarmiento que no engordó la diferencia por esas cosas del destino que tiene el fútbol. Este plantel de Independiente sigue sin encontrar respuestas en ningún lado. Carece de actitud, de orgullo y de vergüenza deportiva. Y, lo que es peor aún, de fútbol. Hoy, el ascenso es una utopía. (Fuente: Infierno Rojo)

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*