Inicio » Locales » Se demora la aplicación de la ley de fertilización

Se demora la aplicación de la ley de fertilización

Representantes de Salud y Vida acordaron con especialistas algunos puntos para poner en marcha la normativa. Yatasto

Representantes de Salud y Vida acordaron con especialistas algunos puntos para poner en marcha la normativa. Yatasto

La adhesión provincial a la ley nacional de fertilización, 26.862, y la reglamentación de la norma va camino a concretarse. Así lo ven las integrantes de la organización Salud y Vida en Salta, un grupo formado por parejas y sus familias que lucharon activamente para que en el país exista la ley de fertilidad.
Este grupo mantuvo reuniones con el médico especialista en reproducción humana de Salta, Juan Aguilera, para acordar los términos de la futura reglamentación de la ley.
Esperan reunirse esta semana con el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy, para presentarle el documento que acordaron entre las partes.
Para las mujeres de Salud y Vida lo prioritario, para la reglamentación, es que se respete el espíritu de la ley nacional. Eso significa que si se llegaran a hacer consideraciones sobre la edad límite para los tratamientos, haya una comisión médica que evalúe cada caso. “Lo que queremos es que no se les niegue a las personas el derecho a formar una familia, que es lo que promueve la ley. Si bien después de los 45 años bajan las chances de quedar embarazada, la ley nacional habla de la donación de óvulos para lograrlo”, explicó Karina Per, una de las integrantes de esta organización en Salta.
Otro de los puntos clave es la cantidad de tratamientos que se deben contemplar. La ley nacional establece tres de baja complejidad o “inseminación intrauterina” y cuatro de alta complejidad o “fertilización in vitro”. “En ese punto lo que buscamos es que los tratamientos de alta complejidad sean entre tres a cinco”, agregaron las mujeres.
Aunque la próxima semana se espera dar un paso más hacia la reglamentación provincial de la ley nacional, la intención es que en septiembre se declare la adhesión a la ley de fertilidad y con ella se apruebe la norma que rija en Salta. Hasta ahora el grupo se reunió dos veces con Godoy y otra dos veces con diputados que integran las comisiones de Legislación General y de Salud.
Per destacó: “Desde que se promulgó la ley, las personas que tengan infertilidad ya pueden elevar una nota a las obras sociales y pedir que les cubran el tratamiento”. Para ello, las personas deben presentar una nota a la obra social o prepaga solicitando la cobertura del tratamiento y se debe adjuntar el pedido médico, una historia clínica y un presupuesto del tratamiento indicado.
El derecho a la familia
Juan Aguilera, especialista en medicina reproductiva de Salta, explicó que desde hace más de un mes fue convocado por el presidente de la Cámara de Diputados para aportar sus conocimientos científicos en la tarea encomendada, que es el consenso de las partes, junto con las asociaciones de pacientes, para la reglamentación local de la ley nacional.
Este proceso, que implicó la negociación de las partes en pos de obtener una norma “razonable”, tal como lo pidió Godoy, es que Aguilera intervino para aclarar algunas cuestiones técnicas.
Entre ellas se habló de la edad de las mujeres que podrán acceder al tratamiento: “Desde el punto de vista médico hay que tener en cuenta que las chances son más bajas a medida que la edad de la mujer avanza. No digo que tenga que haber un límite de edad, pero deberíamos tener una probabilidad de éxito razonable para determinados pacientes”.
Para el profesional, esto se traduce en que una mujer hasta los 45 años podría realizar el tratamiento con óvulos propios, mientras que a partir de los 50 se realizarían los tratamientos con óvulos donados.
Aguilera aclaró que “en medicina los límites no son tajantes y por eso es que debería formarse una comisión especialmente que evalúe los casos especiales para decidir los pasos a seguir en el tratamiento”.
El especialista recordó algunos datos sobre el período reproductivo de la mujer. Dijo que se estima que una de cada seis parejas va a tener problemas para tener hijos y que en la mujer las chances de quedar embarazada disminuyen a partir de los 35 años y decaen estrepitosamente a partir de los 37.
Aguilera recordó que cada vez las mujeres postergan más su primer embarazo, pero la idea es que lo hagan sabiendo que a mayor edad, menos son las chances de lograr el embarazo.
“Una mujer puede decidir postergar el embarazo, pero lo importante es que lo haga sabiendo las consecuencias de la postergación. Hoy hay técnicas que permiten la congelación de los óvulos”, expresó.

Centros habilitados en todo el país

La semana pasada el Ministerio de Salud de la Nación emitió una lista con los centros públicos y privados habilitados para realizar diagnósticos y tratamientos en reproducción asistida.

Entre las ocho jurisdicciones se encuentra Salta, en la que si bien se mencionó a dos centros médicos privados, Aguilera manifestó que en realidad en Salta hay tres.

Aguilera explicó que, con conocimiento de causa, en todo el país hay centros de reproducción asistida seguros que en la lista que el Ministerio de Salud de la Nación, como órgano de aplicación de la ley de Fertilidad, no incluyó.

Explicó que “la Sociedad Argentina Médica y la Cámara Argentina que nuclea a todos los centros de fertilización asistida notificaron que se debían contactar con alguien del Ministerio de Salud para que los incluyan en el listado”.