Inicio » Cultura & más » Segundo fin de semana del Corso Color Tartagal 2014
Yatasto

Segundo fin de semana del Corso Color Tartagal 2014

Hoy a partir de las 22 horas se reanunda en Tartagal el tradicional Corso Color que reúne a unas 40 agrupaciones carnestolendas a las que se sumarán delegaciones artísticas del departamento de Orán y de la localidad fronteriza de Yacuiba. La celebración carnestolenda que en las comunidades aborígenes del norte de Salta coincide con la celebración ancestral del arete en honor a la Madre Tierra y al maíz, denominada también de la renovación de la sangre, no se suspende a pesar del pronóstico del tiempo adverso previsto para este fín de semana. Prueba de ello fue que el domingo anterior, debajo de una intensa lluvia, los artistas y el público bailaron debajo del agua en el circuito ubicado en la Avenida 20 de Febrero. El circuito fue acondicionado con un nuevo sistema de iluminación, colocación de locetas y tribunas para el público por lo que la afluencia este fín de semana se prevé que será masiva al tratarse del acontecimiento cultural más importante del calendario anual. Este fín de semana está prevista la presentación de una agrupación de Tinkus de Yacuiba, que se caracterizan por sus vistosos atuendos y sobre todo por la profesionalidad por todo lo que la celebración del carnaval implica para estas comunidades del sur de Bolivia; las creencias ancestrales y el sincretismo tanto cultural como religioso se ponen de manifiestos en las danzas y la vestimenta que lucen los bailarines.

Artistas destacados

El fín de semana anterior varias agrupaciones locales se destacaron por sus nuevos atuendos y sus coresografías. El Pim Pim Jekove-Yé (volver a vivir) de la comunidad Piquirenda estación mostró en su presentación todo el sentir de esa comunidad guaranítica que junto al carnaval celebran la fiesta del arete o de la renovación, y de allí el nombre de esta agrupación.  La comparsa indígena Sangre de Toba y el grupo de Saya “Caporales del Cármen” fueron otros de los grupos destacados. Los Tobas y los caporales danzaron debajo de la lluvia y se ganaron el aplauso y la simpatía del público.