Inicio » Destacado » Tragedia de Once: Están imputados Jaime, Schiavi y 27 personas más
Yatasto

Tragedia de Once: Están imputados Jaime, Schiavi y 27 personas más

Dos años de espera y cientos de carteles que reclamaban justicia. Ayer comenzó el juicio para determinar la cadena de responsabilidades que derivó el 22 de febrero de 2012 en la tragedia de Once, el accidente ferroviario en el que murieron 51 personas. En el sector de los acusados se destacaban los exsecretarios de Transporte de la Nación Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. Allí también estaban los otros 27 acusados, entre ellos el maquinista Marcos Antonio Córdoba y los empresarios (y hermanos) Claudio, Roque y Mario Cirigliano, dueños de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), concesionaria de la línea Sarmiento.
Los años de espera y el recuerdo siempre vivo de las víctimas hicieron que el juicio se iniciara a sala llena. Al frente estaban los 29 imputados, sus abogados defensores, los fiscales y jueces. Más atrás en la sala y separados por un vidrio, decenas de familiares mostraban carteles con el lema “Justicia” y vestían remeras con las caras de los padres, hijos, esposos y amigos que fallecieron en el choque.
El proceso
La primera audiencia comenzó ayer, cerca de las 11.30, con la lectura del requerimiento de elevación a juicio que hizo el fiscal Federico Delgado, en el que se acusa no sólo por el accidente ferroviario sino también por la presunta administración fraudulenta de millones de pesos en subsidios que recibía TBA de manos del Estado, y que la investigación determinó que no iban destinados al mejoramiento del servicio, sino que parte del dinero se desvió hacia empresas tercerizadas que, se comprobó, estaban en manos de los Cirigliano.
Sentados en la tercera fila, Jaime y Schiavi optaron por un lugar discreto en la sala, aunque bastante cerca del vidrio que los separaba de los familiares. El maquinista Córdoba, en cambio, eligió la primera fila junto a su abogada Valeria Corbacho.
Gran parte de la atención estuvo centrada en los exsecretarios, en el primer juicio desde 1983 contra funcionarios acusados por un accidente ferroviario. Jaime se mostró distante. Schiavi siguió con atención la lectura de la vista oral y pública, mientras tomó anotación de algunos párrafos.
“Esperamos una condena ejemplar para cada uno de los responsables”, dijo, al entrar al edificio, María Luján Rey, madre de Lucas Menghini Rey, la víctima fatal 51 del accidente.
Del centenar de querellantes con que se había iniciado la investigación, quedaron 90. Los otros 10 llegaron a acuerdos extrajudiciales con TBA. Se estima que el juicio oral y público durará al menos un año, ya que unas 380 personas fueron convocadas a declarar como testigos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*