Inicio » Deportes » Un año de decepciones para River y Boca

Un año de decepciones para River y Boca

Yatasto

Yatasto

Desconsuelo, bronca sombrean el fin de año de River y de Boca al cabo de una temporada en la que los dos equipos estuvieron lejos de las pretensiones que siempre se fijan los dos grandes. Ningún objetivo cumplido, aisladas satisfacciones. ¿Por qué? Seguramente, no hay una sola razón, seguramente no son las mismas para uno que para otro. Lo único que les queda es mejorar en el 2014. Sabrán los cuerpos técnicos cómo hacerlo.

El River de Ramón Díaz terminó en un vergonzante 16° puesto en el torneo Inicial después de un Final más o menos aceptable. En este semestre hizo apenas 12 goles, los mismos que Racing y apenas 4 más que Colón, el último en la tabla y de peor eficacia. Tan paradójico fue lod e River que recibió 12 goles y fue la defensa menos vencida, junto a la de Racing, que terminó anteúltimo. Los magros 21 puntos de este torneo redondearon un 48,5% de eficacia y sólo porque dividió por una temporada menos que la mayoría, su promedio es de 1,491. Lejos de la zona de riesgo. Pero en la suma de puntos y también con una temporada menos en Primera, River quedó a 70 de Vélez (le falta un partido). Parece un dato menor, no lo es: para llegar a discutir esa cifra, River necesita dos torneos con campaña de campeón.

El final de Boca fue más penoso en el escenario que en los números. Y con algunos atenuantes en la comparación con su rival clásico. Los 60 lesionados pesan; no son excusa pero sí un elemento clave para tener en cuenta. El equipo de Carlos Bianchi sumó 29 puntos en el Inicial y hasta la fecha anterior tuvo posibilidades ciertas de pelear por el título. Si un Boca como este Boca, sin estilo, acusado de apatía, con su propio técnico severamente preocupado por la “actitud”, llegó a pelear el título, en lo conceptual parece poner a Boca un poco arriba de River. Como las paradojas también valen para los de Bianchi, tuvo menor eficacia que River durante la temporada, con el 43% de los puntos ganados. Y en largo plazo, en las últimas tres temporadas, sumó 156 puntos, uno más que Vélez. Si Boca, sin jugar bien, sin grandes campañas, por que este Final es un arrastre de lo anterior, sumó lo que sumó, la solución no puede estar muy lejos.