Inicio » Locales » Un empleado de “Puma Expeditions” complicó a Walter Lasi
Yatasto

Un empleado de “Puma Expeditions” complicó a Walter Lasi

Otra vez Walter Lasi quedó en el ojo de la tormenta ayer, tras la declaración de su compañero de la empresa “Puma Expeditions”. Sebastián Gil dijo que el padre de Gustavo Lasi, el principal implicado con el asesinato de las turistas francesas, comenzó a tener un comportamiento extraño desde el 15 de julio de 2011, cuando las chicas ingresaron a la reserva de la quebrada de San Lorenzo. “Walter comentó que ese día 15 tenía que hacer un trámite en el correo y se fue cerca de las 16.30”, aseguró. Gil.
Sin embargo -recordó el testigo- esa tarde nadie lo vio salir del circuito para ir a hacer sus diligencias. “Días posteriores, Lasi no bajaba a comer. Después de ese 15, noté un comportamiento extraño en él”, señaló tras haber escuchado su declaración en primera instancia. Por último Gil apuntó que “Walter era el último en bajar” y nombró a un familiar conocido como “Javier”, al que los guías le tenían desconfianza.
Cabe recordar que el lunes, un policía identificado como Tiburcio Arias declaró que el día del macabro hallazgo, Walter Lasi los llevó por diferentes caminos lejanos de El Mirador “para desviar la investigación” y a su parecer “él sabía donde estaban los cadáveres”. La expectativa está centrada ahora en el testimonio de Walter Lasi, sobreseído en la causa, prevista para el próximo martes.
Horas antes, por otra parte, se dieron detalles del allanamiento en la casa de Raúl Sarmiento, llevado a cabo en agosto de 2011 y las dudas crecieron en cuanto al procedimiento policial. Con el testimonio de seis personas, se completó la décima primera jornada del juicio por el doble crimen de Cassandre Bouvier y Houria Moumni y fue, a media mañana, el confuso relato del comisario Juan de Dios Solano que generó incertidumbre.
El policía contó que al ingresar al domicilio de Sarmiento, salió su hijo (Luis, quien fue asesinado en octubre del año pasado en un confuso hecho) e insultó a los efectivos.
“Ustedes están locos, están armando todo”, nos gritó. Recordó que esto sucedió antes del secuestro del revolver calibre 22, que estaba oculta en el patio de la casa.
Al respecto, Solano comentó que en ese mismo domicilio encontraron otras armas y que la pistola plateada que estaba “debajo de tierra removida”, fue incautada por el oficial Mamaní, quien también casualmente- secuestró los plomos en el Mirador que coinciden con esa arma y que el comisario Néstor Piccolo sospechó que se trataban de pruebas plantadas.
El abogado de Daniel Vilte, Marcelo Arancibia, le recordó en ese momento que tras el hallazgo, los efectivos gritaron: “ttestigos”, en alusión a la falta de civiles en el lugar.
Solano agregó que el 29 de julio de ese año, acompañaba a Piccolo cuando se enteraron del primer cuerpo. Además, contó que tras haber trabajado intensamente en el hecho junto al comisario, éste jamás le dijo que sospechaba de Omar “Pajarito” Ramos (acusado por encubrimiento) ni de Santos Clemente Vera (imputado como supuesto autor del doble crimen junto a Vilte y Gustavo Lasi), como si lo hicieron los policías Rodolfo Bautista y Miguel Flores.
“Es difícil determinar la fecha”
El primer testigo de la jornada fue el médico legal Juan José Albornoz, quien dijo que “la data de la muerte tiene que ir apoyada por los estudios que se hicieron. Yo recuerdo que tenían mancha verde abdominal, que aparece después de 3 o 4 días de fallecido. Había gusanos y otros signos contrapuestos”. Indicó que “la data de la muerte, a simple vista, era muy difícil de darla”. Respecto a la declaración de la bióloga que confirmó las muertes entre 13 y 14 días antes del hallazgo de los cuerpos, respondió que “no se si será exacta”..

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*