Inicio » Destacado » Un paro de taxistas provocó caos ayer en toda la ciudad
Yatasto

Un paro de taxistas provocó caos ayer en toda la ciudad

La movilización de los trabajadores afiliados al Sindicato de Conductores de Taxímetros y Afines de Salta (Sicotasa) convirtió a la ciudad de Salta en un verdadero un infierno durante toda la jornada de ayer. Los manifestantes tomaron las calles con al menos 350 automóviles en reclamo de licencias para sus choferes. Exigen que la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMT) les entregue 300 permisos para los trabajadores y se paralicen las multas y los secuestros de vehículos de los trabajadores ilegales.
La movilización de los taxistas y remiseros comenzó alrededor de las 10 y continuó hasta cerca de las medianoche. Después que los manifestantes salieran desde Ibazeta y Entre Ríos, se dirigieran hasta la avenida San Martín, y ocuparon con sus vehículos 4 cuadras de esa calle, desde Jujuy hasta General Paz; ahí permanecieron hasta tanto se llegara a una negociación con el Gobierno.
Los automóviles de los trabajadores tenían las chapas patente y números de licencias tapados, para evitar “que nos quiten las licencias por querer defender nuestros derechos de trabajadores”, dijo Ernesto Alvarado, titular de Sicotasa.
El malestar del resto de los ciudadanos se hizo palpable en los insultos de conductores particulares y usuarios del transporte público de pasajeros que quedaron inmovilizados. Todas las calles del micro y macrocentro estuvieron colapsadas la mayor parte del día. Con el paso de las horas, los ánimos comenzaron a caldearse y algunos conductores particulares casi llegan a la violencia con el núcleo duro de manifestantes que estaban en Jujuy y San Martín.
Incluso hubo una situación de máxima tensión cuando una ambulancia intentó cruzar de norte a sur por Jujuy, los taxistas no se movieron y el chofer hizo una maniobra peligrosa al circular por una vereda.
Los que también se quejaron fueron los comerciantes, en su mayoría del rubro de mueblerías, ya que se quedan sin clientes debido a las frecuentes manifestaciones que allí ocurren. “Nosotros perdemos un día de ventas cuando vienen los remiseros porque automáticamente la gente huye del lugar y nadie más quiere pasar por acá”, dijo uno de los propietarios de avenida San Martín al 800.
El corte afectó también a los chicos que iban o salían de la escuela y la gente que concurría a trabajar y que utiliza el colectivo como medio de transporte, ya que la fluidez de los recorridos se vio alterada, las paradas estaban abarrotadas de gente que esperaba a los micros que estaban embotellados en el centro. Incluso hubo paradas inhabilitadas porque no podían ingresar los colectivos.
Las Autoridades del Gobierno provincial decidieron brindar una conferencia de prensa realizada en el Centro Cívico Grand Bourg. Mientras, los taxistas y remiseros esperaban el resultado de la mediación del intendente capitalino, Miguel Isa, con el Gobierno.
A las 21 el ministro de Hacienda, Carlos Parodi, anunciaba que el Gobierno no accedía al pedido y daba un plazo de 4 horas para que desalojaran el lugar de manera pacífica. A esa hora la avenida estaba llena de policías apostados en las diferentes esquinas a la espera de cualquier desenlace.
Asamblea
Ya cerca de la medianoche, en una asamblea, los manifestantes analizaron la postura del Gobierno y levantaron la protesta. “Decidimos suspender la medida por la intervención del intendente Isa. Ahora vamos a trabajar a la espera de que el Gobierno nos dé una solución”, afirmó Alvarado, el dirigente de Sicotasa.
“No vamos a aceptar extorsión”
En una conferencia de prensa, que estuvo a cargo del ministro de Economía y Hacienda, Carlos Parodi, acompañado por el titular de la AMT, Marcelo Ferraris, y el secretario de Servicios Públicos, José Ramírez, el Gobierno provincial dio a conocer su postura. El encargado de transmitirla fue Parodi, quien dijo que Sicotasa entregó un petitorio de cinco puntos, al tiempo que contó que los sindicalistas se habían comprometido a protestar, pero sin detenerse, ni cortar calles. “Hicieron lo contrario, realizaron varios cortes y cometieron un delito al no dejar circular a la gente, al extremo que aún siguen en avenida San Martín”, concluyó.
El ministro dejó en claro la postura del Gobierno sobre cada uno de los puntos que reclamaban los trabajadores.
Los puntos de la disputa
Parodi dijo que no van a avalar, bajo ninguna medida el trabajo ilegal, porque existe una ley y hay que cumplirla. Por otro lado aclaró que no habrá nuevas entregas de licencias hasta tanto no se tengan los resultados de un estudio que está llevando a cabo la AMT sobre cuál es la cantidad de licencia que necesita la ciudad teniendo en cuenta muchos factores.
Dijo, también, que los trabajadores estaban pidiendo el alta provisoria de 14 licencias que están judicializadas y que el Gobierno, bajo ninguna circunstancia, va a ir en contra de lo que dictamina la Justicia.
Anunció que en la jornada de hoy tanto Saeta como el Estado provincial estarán realizando una denuncia por los perjuicios ocasionados y que ya se estaba identificando a las personas y los vehículos que estaban participando del corte.
Parodi aseguró que siempre existió diálogo entre Sicotasa y la AMT y que no van a permitir “maniobras extorsivas” del gremio. Les dio un plazo de 4 horas para desalojar el lugar y terminar con la protesta.
Un sector critica la medida
Desde la Unión de Conductores de Taxis expresaron su rechazó a la medida de fuerza realizada durante toda la jornada de ayer por parte de Sicotasa. Manifiestan que no van a avalar la ilegalidad y que necesitan primero equilibrar el sector, avanzar hacia la regulación de cuestiones laborales e impositivas y, por último, discutir el cupo de licencias que debe tener el sistema de transporte.
“No somos una bolsa de trabajo que si estoy desocupado me pongo un remís ilegal y salgo a trabajar”, dijo Raúl Saldeño, titular de la Unión de Conductores de Taxi. Además, aclaró que ellos solo nuclean a los taxistas y no a los remises, como sí lo hace Sicotasa.
“Nosotros queremos avanzar, blanquear a los choferes de taxi; para esto necesitamos que no haya más trabajadores ilegales o de otros municipios que vienen a trabajar a Salta, tampoco queremos vehículos viejos dentro del servicio y para eso necesitamos mayores ingresos que nos permita poder ir actualizando el modelo de los autos”, señaló Saldeño. Por otro lado, el dirigente dijo que están “totalmente en contra” del traspaso de licencia de remises a taxis, porque son dos servicios diferentes. “Si Adriana Pérez (antigua titular de la AMT) les dio licencias particulares a remiseros y estos no quieren ser esclavos de las agencias, que formen una cooperativa y trabajen de esa manera, pero no hay razón para que pasen a formar parte de los taxistas”, sentenció.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*