Inicio » Destacado » Una factura telefónica complica a Amado Boudou en el caso Ciccone

Una factura telefónica complica a Amado Boudou en el caso Ciccone

Yatasto

Yatasto

Una factura teléfonica vuelve a complicar al vicepresidente Amado Boudou. La boleta del servicio Nextel de octubre de 2010 que figura a nombre de The Old Fund y Alejandro Vandenbroele llegó a su domicilio de Puerto Madero: Juana Manso 740, piso 25, departamento 3, unidad funcional 215.

Boudou y Vandenbroele, su supuesto testaferro, niegan conocerse. Sin embargo, testigos aseguraron ante la Justicia que mantienen una relación comercial. Ambos están involucrados en la causa de la ex Ciccone Calcográfica. El vicepresidente es investigado por negociaciones incompatibles con la función pública. Está acusado de haber tomado decisiones, mientras se desempeñaba como ministro de Economía, para beneficiar la venta de la imprenta a The Old Fund, la misteriosa firma que aún no se conoce a quién pertenece.

Pese a que aseguran que no se conocían, Vandenbroele vivía en el departamento de Puerto Madero propiedad de Boudou. El vicepresidente sostiene que alquilaba su piso a su amigo Fabián Carosso Donatiello y que, a su vez, éste se lo había rentado a Vandenbroele.