Inicio » Locales » Una pareja le robó $50.000 a un turista brasileño en el cerro

Una pareja le robó $50.000 a un turista brasileño en el cerro

Yatasto

Yatasto

Una pareja le robó $50.000 a un turista que ascendía por las escalinatas hacia la cima del cerro San Bernardo. Eduardo Olivera Dutrá, oriundo de Brasil, había emprendido ayer alrededor de las 11.30 el camino de subida hacia la cima del cerro por las escalinatas. Cuando llevaba recorrida la mitad del trayecto, sintió calor por lo que decidió sacarse el buzo que vestía. Para ello, previamente dejó su bolso a un costado. En ese momento y aprovechándose del descuido, dos ladrones sustrajeron el bolso y comenzaron a correr velozmente por un sendero alternativo. La víctima siguió el camino por las escalinatas, hasta que encontró a dos efectivos del Departamento de Bomberos, quienes estaban realizando un patrullaje de prevención en la zona, dado el clima de ayer, que era propicio para la propagación de incendios.

El sargento Marcelo Beaz y el cabo Daniel Torres descendieron rápidamente por las escaleras y las cortadas.

Sobre la calle Ejército del Norte al 200 observaron a dos jóvenes en actitud sospechosa. Uno de ellos transportaba el botín bajo el brazo. Inmediatamente quedaron detenidos. Se trataba de un menor de 17 años, domiciliado en el barrio Los Pinares y una joven de 18, identificada como Leonela Sosa, con residencia en la calle Juramento al 1200 de villa Belgrano. Se les secuestró el bolso robado al turista, que contenía una suma de dinero que ascendía a los $50.000, entre dólares, euros, reales y pesos. Además, contenía una cámara fotográfica y documentación del damnificado, quien afortunadamente pudo recuperar sus pertenencias. En tanto, los ladrones fueron puestos a disposición de la Justicia. Grande fue la sorpresa, cuando durante una requisa al menor de edad, se descubrió que llevaba un arma blanca entre sus prendas. Las actuaciones por el caso están a cargo de la comisaría 9.

Sin avances por los restos

El caso de los restos humanos hallados el viernes pasado en el cerro del Ala Delta, en el mismo complejo turístico del cerro San Bernardo, continúa sin esclarecerse. Si bien la Policía informó desde el primer momento que pertenecerían a un hombre mayor de 30 años, el CIF (Cuerpo de Investigaciones Fiscales) no logró ningún avance sobre la identidad, por lo que sigue NN.

La zona del complejo turístico cerro San Bernardo parece ser el lugar preferido por delincuentes para poner en peligro la vida ajena. Ese mismo día, tres menores de entre 14 y 15 años que corrían picadas en motocicletas en inmediaciones del cerro, fueron demorados en el acceso tras una cinematográfica persecución por personal de la Dirección de Seguridad Vial.