Inicio » Destacado » Aún no aparece el cuerpo de Noelia Rodríguez
Yatasto

Aún no aparece el cuerpo de Noelia Rodríguez

Sólo dos detenidos, una trágica historia de novela y una autoincriminación por homicidio marcan la trama del misterio que rodea a la desaparición de Noelia Johana Rodríguez (22), hecho que se produjo la noche del 4 de mayo.
Desde entonces, a pesar de los reiterados pedidos de los familiares de la joven para que busquen a la mujer, la búsqueda comenzó recién una semana después.
Todas las diligencias fueron infructuosas hasta las últimas horas de ayer.
Fuentes policiales aseguraron que decenas de policías rastrillaron la zona cercana al vertedero o basural de Guachipas, que permanece cercado por un cordón policial desde el jueves, día en que fue detenido el matrimonio compuesto por Aldo Vargas y Karina Cardozo.
Fuentes de la investigación aseguraron ayer que fue la propia familia de la desaparecida joven la que aportó detalles de la relación extramatrimonial que unía a Noelia Rodríguez con el esposo de Karina Cardozo, quien tuvo hace dos meses su primer hijo con su marido, Aldo Vargas.
Fuentes de Guachipas señalaron que Vargas y Rodríguez eran primos entre sí.
La familia de la joven relató que el 4 de mayo, poco después del festival del tamal y la doma, Noelia salió al encuentro de su amante en algún lugar cercano al pueblo, aunque no se sabe a ciencia cierta dónde fue el encuentro y con quién se encontró la muchacha en realidad.
A partir de allí los padres de Noelia recibieron varios mensajes desde el teléfono de la joven, la que comunicaba que se hallaba en Cafayate primero y luego otros mensajes indescifrables o mal escritos.
Los malos presentimientos acerca del final de la joven hicieron que los familiares de la misma denunciaran su desaparición, advirtiendo la aversión de la mujer de Vargas contra la amante de su esposo.
El relato crudo de estas circunstancias, sumado al antecedente de que la mujer había atacado con un arma blanca a Vargas cuando descubrió su infidelidad con la joven, hicieron que la policía buscara a Vargas y lo demorara en el paraje La Ciénega, cerca de Salta capital. Sin embargo, la fiscal de Coronel Moldes desestimó en ese momento su detención.
Poco después, la presión social en el pueblo y los rumores de muerte hicieron que algunos testigos se desdijeran de sus dichos y apuntaran sus sospechas hacia el matrimonio Vargas, que fue detenido el día jueves.
Fuentes policiales confirmaron ayer a El Tribuno que Aldo Vargas se negó a declarar y ni siquiera informó a la policía que lo detuvo acerca de su participación o no en los hechos que se le adjudican.
En cambio, dijo la fuente, Karina Cardozo habría reconocido haberle quitado la vida a su rival y amante de su esposo, y aseguró que había arrojado el cuerpo al vertedero de Guachipas, aunque se cree que esa versión es falsa.
En esa tesitura, la policía inició ayer la búsqueda de Noelia en las aguas del dique Cabra Corral y en el domicilio de Karina Cardozo.
No se descarta que el cuerpo de la desaparecida Noelia haya sido sacado de Guachipas. “Sin la prueba del delito, por ahora no hay homicidio”, dijo ayer un investigador.
En el lugar señalado
Fuentes policiales ayer consultadas aseguraron que la esposa de Aldo Vargas, Karina Cardozo, es una mujer de armas llevar, criada a la antigua en los cerros guachipeños, sin familia actual en la zona. La fuente aseguró que la misma fue conducida por la policía al vertedero municipal para que señalara el lugar donde había, o habían, arrojado el cuerpo de Noelia Rodríguez.
Esta diligencia, que no fue corroborada oficialmente, fue la que hizo que algunos medios afirmaran el día viernes como primicia que el cuerpo de la mujer había sido encontrado.

Sin embargo, no fue así, el lugar señalado fue rastrillado de punta a punta, la basura removida de arriba a abajo, sin resultado alguno.

No se sabe si la mujer está fabulando o haciendo correr el tiempo. La investigación sigue como en el primer día, con muchas versiones, con mucho misterio pero sin ningún resultado. (Fuente: El Tribuno)

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*