Inicio » Destacado » La ministra de Justicia y sus parientes recibieron casi $2 millones de Procrear
Yatasto

La ministra de Justicia y sus parientes recibieron casi $2 millones de Procrear

La ministra de Justicia, Cintia Pamela Calletti, construyó una casa en el club de campo El Tipal, camino a San Lorenzo, con $350.000 que le otorgó el programa Procrear en agosto de 2012. La funcionaria adquirió el lote, de 1.109 metros cuadrados, el 14 de marzo de 2011. La compra se registró en la escritura por $77.000.
Su pareja, Sergio Martín Simesen, edifica otra lujosa vivienda en una urbanización residencial privada de la zona del aeropuerto, con $350.000 que recibió de Procrear el 4 de junio de 2013.
El joven contador compró la parcela 263 de El Prado Eco Village el 4 de abril de 2013. El terreno tiene 1.000 metros cuadrados y se lo vendieron por $50.000, según la cédula parcelaria. Lotes de similar superficie se ofrecen en esa urbanización residencial vecina al aeropuerto Martín Miguel de Güemes por encima de los $300.000.
Otro inmueble en El Huayco
Simesen tiene otro terreno en el barrio Fepusa II, de la zona de El Huayco. Lo adquirió a través de la Federación de Entidades Profesionales Universitarias de Salta (Fepusa) el 4 de febrero de 2009. Sin embargo, la aceptación de la compraventa se registró en Inmuebles recién el pasado 18 de marzo, nueve meses después de que el Banco Hipotecario le entregara uno de los créditos que subsidia el Estado nacional para la construcción de viviendas familiares únicas y de ocupación permanente.
Su hermana
Al lado del lote de Sergio Martín Simesen, en la parcela 262 de El Prado Eco Village, levanta otra propiedad su cuñada, Fernanda Soledad Calletti. La hermana de la ministra de Justicia recibió $389.000 de Procrear el 21 de noviembre de 2013. Poco antes, el 23 de agosto, había comprado ese terreno de 1.000 metros cuadrados. La operación se escrituró por $55.000.
Cuñados
La ministra Calletti también tiene en El Prado Eco Village a dos de sus cuñados. Enzo Armando Simesen construye una casa con $400.000 que le acordó Procrear el pasado 14 de marzo. El odontólogo, de 35 años, adquirió la parcela 344, de 1.150 metros cuadrados, el 23 de mayo de 2013. La compra se escrituró por $57.500.
A pocos metros, dentro del mismo country, su hermana mayor, Karina Verónica Simesen, erige su residencia familiar. Procrear le aprobó $350.000 el 8 de abril de 2013. Cuatro meses antes, el 20 de diciembre de 2012, ella había comprado la parcela 335. En su caso, según la escritura que se presentó en la Dirección General de Rentas para la tributación del impuesto a los Sellos, pagó $53.280 por el lote de 1.184 metros cuadrados.
En los sorteos realizados a través de la Lotería Nacional, la diosa fortuna fue más que generosa con Calletti, su pareja, su hermana y sus cuñados. Se aseguraron créditos subvencionados con fondos de la Anses por un total de $1.839.000. Empezarán a devolverlos, con bajísimas cuotas e intereses, una vez que terminen las obras edilicias, ya que así lo establece el programa nacional al que miles de postulantes salteños siguen sin poder acceder.
Calletti, al momento de recibir el crédito, se desempeñaba como coordinadora de la Unidad de Gestión y Control de Procesos y Procedimientos Tributarios de la Fiscalía de Estado. Como ministra de Justicia asumió en diciembre del año pasado.

El año pasado, en un plan de urbanización que ejecutó la Provincia, el titular del IPV, Fernando Alesanco, asignó la ubicación de una vivienda social para otro hermano y su mujer. Así, Maximiliano Alesanco y Mariana Torres Jiménez obtuvieron las llaves de una casa construida con fondos públicos en el barrio Mirasoles, en la zona de El Huayco.

El año pasado, en un plan de urbanización que ejecutó la Provincia, el titular del IPV, Fernando Alesanco, asignó la ubicación de una vivienda social para otro hermano y su mujer. Así, Maximiliano Alesanco Tófoli y Mariana Torres Jiménez obtuvieron las llaves de una casa construida con fondos públicos en el barrio Mirasoles, en la zona de El Huayco.

Sueño cumplido para los hermanos de Alesanco

En junio del año pasado, a través del programa nacional Procrear, el director general de Asuntos Legales y Técnicos del Ministerio de Economía, Federico Alesanco, recibió $350.000 a través del Banco Hipotecario.
El funcionario, que es hermano del presidente del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), había adquirido el 17 de septiembre de 2012 un lote de 1.634 metros cuadrados en la urbanización privada residencial San Roque, de La Calderilla.
La compraventa del terreno se asentó en la Dirección General Inmuebles por $41.050, aunque parcelas similares en esa urbanización residencial privada del departamento La Caldera se ofrecen por montos varias veces más altos.
El año pasado, en un plan de urbanización que ejecutó la Provincia, el titular del IPV, Fernando Alesanco, asignó la ubicación de una vivienda social para otro hermano y su mujer. Así, Maximiliano Alesanco y Mariana Torres Jiménez obtuvieron las llaves de una casa construida con fondos públicos en el barrio Mirasoles, en la zona de El Huayco .
En una nómina de “casos especiales” del IPV figuraba también Mirta Tóffoli de Alesanco, la madre de Fernando, Federico y Maximiliano. Dos días después de que El Tribuno diera cuenta de estos casos, el presidente del IPV afirmó que su madre había renunciado, en octubre de 2012, a su condición de preadjudicataria.
Aunque todavía no está escriturado el inmueble de Mirasoles que le tocó al menor de los Alesanco, su cónyuge, Mariana Torres Jiménez, se postuló a un crédito de Procrear, para ampliación de vivienda, el 2 de septiembre de 2013.
Según registros del Banco Hipotecario y de la ANSeS, la joven resultó ganadora en el sorteo de la Lotería Nacional del 22 de octubre último.
El cuñado y un socio de Parodi entre favorecidos

Raúl Sebastián Bernis, cuñado del ministro Carlos Parodi, obtuvo el 8 de abril de 2013 un crédito de Procrear, de $350.000, con el que construye una casa en El Tipal. En ese club de campo, él y su esposa, María Inés López Paissanidis, adquirieron una parcela de 1.284 metros cuadrados, el 18 de enero de 2010, por 85.000 pesos.
Además de ese inmueble, el cuñado del ministro de Economía es dueño del 20% de 1.663 hectáreas de las fincas San Ignacio, Corral de Barral y Pantanillo en Anta. Otro 20% de esas tierras pertenece a su hermana, Josefina Bernis, casada con Carlos Parodi.
Llama la atención que el cuñado del ministro, con más de un inmueble a su nombre, haya podido acceder a un línea de financiamiento estatal destinada a viviendas únicas.
La esposa de Bernis, a la vez, tiene otros cinco inmuebles a su nombre. Es titular de dos fincas (matrículas 6210 y 6211) de Colonia Santa Rosa. Cada una tiene 5 hectáreas y las compró el 18 de enero de 2010. En esa localidad de Orán también es propietaria del 50% de una finca lindera de 17 hectáreas (matrícula 6212).
María Inés López Paissanidis, además, tiene derechos sobre otros dos catastros de Cerrillos (9765 y 9766) que se corresponden con 66 hectáreas de Los Alamos y Olmos del Este.
Más que amigos
Otro funcionario favorecido con Procrear es Sebastián Ortiz de Rozas, coordinador del Ministerio de Economía y socio de Parodi en la empresa Positano SA.
El sorteo del crédito salió a nombre de su esposa, Mercedes González Bassani, con quien adquirieron el pasado 10 de abril en El Prado Eco Village un terreno de 1.000 metros cuadrados. Es la parcela 235 y la compraron -según la escritura- en 55.000 pesos.
Sebastián Ortiz de Rozas y Mercedes González Bassani son dos de los adjudicatarios que estaban en la primera lista del barrio Lomas de Medeiros a comienzos de abril de 2013, cuando estalló el escándalo que obligó al gobernador Juan Manuel Urtubey a desadjudicar parte de las casas del IPV que se habían asignado allí a funcionarios, parientes y amigos.
Préstamos con bajos intereses que se pagan hasta en 30 años

El Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Unica (Procrear) cuenta con cinco líneas de crédito que se dividen según el rango de ingresos demostrables del grupo familiar. Se considera como grupo familiar tanto a cónyuges como a parejas convivientes.
La línea Construcción es para quienes tienen un terreno o la posibilidad de comprarlo para edificar una vivienda que debe ser única, familiar y de ocupación permanente.
“Unica -aclara el sitio de Procrear en la página de la Anses- significa que el beneficiario no puede tener otra propiedad que no sea la que está asignada como garantía del crédito”.
“Familiar -agrega- significa que la vivienda debe ser habitada por el beneficiario y su familia, y que no puede ser de uso comercial”.
“De ocupación permanente -recalca el sitio oficial- significa que debe ser habitada por el beneficiario y su familia en el 90% del tiempo”.
Para beneficiarios con ingresos de hasta $6.000, los créditos son a tasa fija del 2% durante los primeros cinco años y luego variables, pero con topes de hasta el 4%.
Para grupos con ingresos desde $6.001 hasta 30.000 las tasas fijas van desde el 7% hasta el 14% (para los primeros cinco años) y las variables (desde el sexto año) tienen topes del 13,75% hasta el 18%.
Para grupos con ingresos netos mensuales de hasta $6.000, el monto máximo del crédito es de $250.000 y los plazos para pagarlo, de hasta 30 años.
La cuotas iniciales van desde $365 hasta $1.491 mensuales, mucho menos de lo que hoy se paga para alquilar una pieza. El monto más bajo se corresponde con grupos familiares con ingresos netos de $6.000 y el más alto, con grupos con ingresos de hasta $30.000.
La línea de ampliación de casa de Procrear solo ofrece plazos de devolución de hasta 15 años. Las tasas de interés parten desde un 2% a 11% en los primeros cinco años. Después pasan del 4 al 16%, de acuerdo con los ingresos que acredite cada grupo familiar. Si se accede a un crédito de $100.000, en la primera etapa las cuotas oscilan entre $ 650 y $1.589.
En el plan para comprar terreno y edificar, Procrear fijó las mismas tasas de interés que se aplican para la línea de construcción. Aunque los postulantes con ingresos de entre $24.001 y $30.000 pueden obtener hasta $500.000. En ese caso, el costo del terreno no debe superar los $150.000. Para los trabajadores con ingresos inferiores, el precio del lote no debe superar los $120.000. (Fuente: El Tribuno)

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*