Inicio » Nacionales » Para diputados opositores, no debería pagarse el ‘Cupón PBI’
La divergencia entre las mediciones oficiales y las privadas desde 2007. Yatasto

Para diputados opositores, no debería pagarse el ‘Cupón PBI’

Diputados nacionales opositores aseguraron este martes que no habría que pagar los cupones de la deuda atados al PBI porque el crecimiento en 2013, según surge de un promedio realizado con mediciones de consultoras privadas, estuvo por debajo del 3,26% que es el nivel de corte para efectivizarlo. Pocos días antes de que se informe el índice oficial de crecimiento del PBI, los diputados enfrentados al kirchnerismo advirtieron que si la tasa supera la estimada por el sector privado, se estaría “frente a un delito” y harán “una denuncia penal por malversación de fondos públicos”, porque implicaría pagar por los cupones de 3.800 a 4 mil millones de dólares.

De acuerdo con la información revelada en una conferencia de prensa por Federico Sturzenegger, Cornelia Schmidt-Liermann, Patricia Bullrich, del bloque Unión PRO, y la radical Patricia Giménez, en el cuarto trimestre de 2013 la evolución del PBI fue negativa del 0,6%, por lo que se estimó una variación interanual del 2% y la variación acumulada el año pasado del 2,9 por ciento.

El economista macrista señaló que la brecha entre el PBI oficial y el promedio que surge de los cálculos privados “es del 14 por ciento” y destacó: “En lo que es PBI, seguimos con estadísticas que no son confiables”. Sturzenegger aseguró que, de acuerdo con lo que surge de las mediciones privadas, “este año no debería pagarse este cupón del PBI”, y alertó de que, por trascendidos, se estima que la cifra de crecimiento que se dará a conocer oficialmente “daría el 4,9%, por encima del punto de corte”.

Subestimar la inflación, sobreestimar el crecimiento

Patricia Bullrich apuntó que la fuerte discrepancia que había entre la evolución de la inflación oficial y la privada que viene revelando la oposición en el Congreso creó una situación “muy traumática” que, en el caso de la medición del PBI, “pasaría a ser un delito” porque le exigiría al país pagar alrededor de 4 mil millones de dólares, que, afirmó, “se podrían ahorrar”, por los cupones de la deuda atados al crecimiento. Por eso, dijo que tomarán “medidas” si el PBI oficial da por encima del valor de corte, ya que estiman que eso sería “producto de un falseamiento” e implicaría “dilapidar recursos” y reservas del Banco Central. Patricia Giménez adelantó que es posible que el Estado ajuste la base para calcular la tasa de crecimiento, pero adelantó que “la transparencia necesita mucho más que un ajuste previo” para ser real.

La información oficial

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicará el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de enero este jueves 27. En enero del 2013 la actividad económica creció un 3,6%, y en el año acumuló un avance del 4,9%, según datos preliminares del INDEC. En diciembre pasado creció un 2,7% interanual, en noviembre un 2,2% y en octubre un 3,2 por ciento.

Para 2014 el presupuesto estima una expansión del PBI del 6,2%, aunque los analistas privados esperan este año que el aumento de la tasa de cambio tenga un impacto favorable para los sectores exportadores, pero, por efecto de la suba de las tasas de interés sobre la demanda interna, las previsiones globales prevén una desaceleración de la actividad económica. Tras crecer a tasas superiores al 8% anual durante gran parte de la última década, Argentina está desacelerando su marcha por una alta inflación, una fuga de capitales y trabas al comercio exterior que desalentaron la inversión. “Estimamos que el crecimiento de la economía continuará desacelerándose afectada por la producción industrial”, indicó un reporte semanal del Bank of America Merrill Lynch.

En ese sentido la actividad industrial, según los datos oficiales, se contrajo un 2,6% en enero y acumuló su sexta caída mensual consecutiva, afectada principalmente por la debilidad en el sector de automóviles debido a una menor demanda de Brasil y también por una merma en las compras domésticas. “Si bien esperamos que variaciones estacionales, como la cosecha, levanten el crecimiento en el segundo trimestre, consideramos que para fin de año la economía estará cerca de la recesión”, señaló un reporte del banco de inversiones Morgan Stanley.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*