Inicio » Deportes » Copa Libertadores » San Lorenzo empató en Ecuador con escándalo
Yatasto

San Lorenzo empató en Ecuador con escándalo

El equipo de Bauza necesitaba ganar para tener chances concretas de clasificación. Sin embargo, nunca fue el protagonista del partido, ante el modesto conjunto local. El miércoles tres clubes argentinos (Vélez, Arsenal y Newell’s) habían ganado en el exterior, asegurándose la clasificación los de Liniers y Sarandí y quedando cerca los rosarinos. Este jueves, a primer turno, Lanús – que iba último, venció al líder de su grupo, Cerro Porteño, y quedó primero. Ni esto entonó al Ciclón, que puede convertirse en el único argentino en ser eliminado prematuramente.

Después de mucho esfuerzo en los 2800 metros de la capital ecuatoriana, San Lorenzo se aferraba a un triunfo, a tres puntos que lo devolvían de nuevo a la pelea por la clasificación, que lo reencontraban con el sabor de la victoria. Pero, ya en tiempo adicionado, el paraguayo Carlos Amarilla, cobró un torpe penal – falta de Emmanuel Mas a Fernando Guerrero- para Independiente del Valle. Sornoza anotó el 1-1 con un remate esquinado. Sin dejar que el juego se reanude, Amarilla dio por terminado el encuentro.

De inmediato, los jugadores de San Lorenzo -los suplentes en primer lugar- intentaron ir a reclamarle al árbitro paraguayo, que enseguida fue rodeado por la policía ecuatoriana. Durante algunos segundos, el escándalo se apoderó de la escena en el Olímpico Atahualpa, entre el enojo del equipo argentino y la determinación de los uniformados; Fontanini parecía ser uno de los más exaltados. Pero la cordura se impuso, y antes de que alguien resultara herido, los integrantes del plantel azulgrana se marcharon hacia el vestuario.

“Todo para ellos, todo para ellos… Todo el partido igual. Cómo no nos va a dar bronca”, dijo Buffarini cuando se retiraba del campo de juego, acompañado por los asistentes que buscaban controlarlo. Poco después, Ignacio Piatti se descargaba: “Nos vamos muy calientes, nosotros no nos merecíamos esto. Vinimos a ganar a la altura y no sólo aguantamos, sino que el partido lo teníamos controlado. Ya teníamos los tres puntos, y nos los sacaron. No podés cobrar algo así en el minuto 49 de un partido de Libertadores “.

Nicolás Blandi, el autor del gol azulgrana, también se mostró apesadumbrado por la victoria que se les había escurrido en el último suspiro, y dejó su queja por la sanción del árbitro. “Hicimos un sacrificio enorme, dejamos la vida en la cancha, y que se te vaya el partido en una jugada dudosa es para pensar. Durante el encuentro hubo varias jugadas parecidas y no cobró nada, por eso creo que todo esto da que pensar. Hicimos un buen partido, jugamos como lo habíamos planeado, pero nos vamos con un punto que no nos sirve. Ahora, hay que seguir trabajando, y después a pensar en Botafogo, tenemos que ganar ese partido, a ver qué pasa”, dijo el ex delantero de Boca.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*